Inicio Noticias Fitness Nutrición Cuidado Prevención Salud del Trabajador Belleza Especialistas Guía Médica Agenda de Salud  
 
 
 
  Belleza  
Cómo cuidar la piel después de exponerse al sol
Al llegar el verano, es necesario tomar medidas para que la piel no quede castigada por el Sol que incluye el uso del protector entre otros.
Sin embargo, a pesar de estas medidas nuestra piel puede sufrir algún grado de deshidratación o algún otra situación que requiere de un cuidado extra
A continuación se presenta una serie de consejos, trucos y tips de belleza destinados para después de exponerse al sol.

Limpiar la piel con mayor suavidad.  No se debe utilizar productos agresivos para la piel (peelings químicos, cremas con hidroxiácidos o retinoides).  En este sentido, se debe ser lo más natural posible.  Se puede realizar una limpieza con papaya y aguas termales.   Esta fruta contiene papaína o bromelaína, enzimas que penetran en capas inferiores de la piel de forma suave).

Hidratarse continuamente.
Es importante utilizar una crema humectante natural según el tipo de piel que se tenga más de dos veces al día. Recuerda aplicar la crema en el rostro pero también en el cuello y el escote. Igualmente necesario, es tomar mucha agua para hidratarse por dentro.

Evitar duchas prolongadas.
 Se recomienda tomar una ducha de corta duración (menos de cinco minutos), usar agua tibia o incluso fría y no abusar del gel de baño, que arrastra los lípidos protectores de la piel. Si veraneas en una zona de aguas calcáreas y padeces problemas cutáneos, antes de secarte pulveriza agua termal por todo el cuerpo para calmar y desensibilizar la piel.